Dirección General de Cultura - Institución Príncipe de Viana
Gobierno de Navarra

El Museo de Navarra presta cuatro bordados del siglo XVIII a la Catedral de Burgos con motivo del octavo centenario del monumento

05/05/2022

Las obras, que muestran distintas escenas de ‘El Quijote’, forman parte de una exposición sobre la novela que tiene lugar en la ciudad castellanoleonesa hasta el 24 de julio

El Museo de Navarra ha prestado a la Catedral de Burgos cuatro de los doce bordados del siglo XVIII que conserva sobre la obra El Quijote, de Miguel de Cervantes. Se trata de una cesión para la muestra temporal El Quijote. La gran parodia cervantina, que tiene lugar desde esta semana y hasta el 24 de julio en la sala Valentín Palencia, en el claustro debajo del monumento. La iniciativa, que muestra diferentes ediciones de la novela, se enmarca dentro de las actividades organizadas por la ‘Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021’, en colaboración con la Junta de Castilla y León.

Así, el Museo de Navarra continúa con la labor de difusión de su patrimonio, en colaboración con otras instituciones culturales, mediante el préstamo de algunas de las obras de su colección. Las piezas son las correspondientes a los siguientes pasajes del Quijote: La ganancia del yelmo de MambrinoLas cosas que don Quijote vio en la cueva de MontesinosLa venida de Clavileño y El testamento y muerte de don Quijote.Un fragmento de La ganancia del yelmo de Mambrino es la que se integra en el cartel que anuncia la exposición en la Catedral.

La serie se realizó entre 1738 y 1741, en hilo bordado sobre seda y estopa, por Antonio Gómez de los Ríos, y fue un encargo para el Gabinete del Príncipe de Asturias, el futuro Fernando VI. Representa un total de 25 escenas de la vida de don Quijote de la Mancha, enmarcadas a modo de cuadros para ser colgados.

Los bordados fueron propiedad de la Familia Real española hasta el siglo XIX, que pasaron como herencia a la colección de los duques de Montpensier, para adornar su palacio de San Telmo en Sevilla. A lo largo del siglo XX, se dispersaron en diversas colecciones y, en la actualidad, doce forman parte de la colección del Museo de Navarra, siete pertenecen a Patrimonio Nacional y los otros seis están en colecciones particulares.

La muestra en la Catedral de Burgos, comisariada por Juan Carlos Elorza, está dedicada a la colección de ediciones de la obra de Miguel de Cervantes, que conserva el Cabildo metropolitano de Burgos. “Es una colección poco conocida, de más de trescientos ejemplares se acompaña con una serie de piezas de artes decorativas con representaciones del Quijote, entre las que tendrán una relevancia singular las piezas solicitadas al Museo de Navarra”, explican desde el Museo de Navarra. La iniciativa, además, quiere sumarse a la celebración del Día Mundial del Idioma Español, que tuvo lugar el pasado 23 de abril, aniversario de la muerte de Cervantes.

El Museo de Navarra presta cuatro bordados del siglo XVIII a la Catedral de Burgos con motivo del octavo centenario del monumento
Cartel de la exposición, donde puede verse el bordado prestado por el Museo de Navarra.

galeria

Volver al listado