es | eu

Dirección General de Cultura - Institución Príncipe de Viana
Gobierno de Navarra

Tomás Yerro recibe el premio Príncipe de Viana 2019 por una vida de compromiso con la cultura en su trabajo como docente, investigador y divulgador

05/05/2019

La Presidenta Barkos ha destacado la vocación social del profesor y escritor por acercar la literatura a los colectivos con más dificultades para acceder a ella

La Presidenta de Navarra, Uxue Barkos, ha entregado hoy en Viana el premio Príncipe de Viana de la Cultura 2019 a Tomás Yerro por su trabajo como docente, investigador y divulgador de la literatura y su compromiso con la cultura.

Uxue Barkos, ha presidido esta mañana, en la antigua iglesia de San Pedro de Viana el acto de entrega del máximo galardón que concede el Gobierno de Navarra en el ámbito cultural, a propuesta del Consejo Navarro de la Cultura y de las Artes. Han asistido la presidenta del Parlamento de Navarra, Ainhoa Aznárez; la alcadesa de Viana, Yolanda González; la consejera de Cultura, Deporte y Juventud y presidenta del Consejo Cultura de Navarra Ana Herrera, y la presidenta de la Asociación Navarra de Escritores y Escritoras Nafar Idazleen Elkartea, Fátima Frutos. Además, han acudido consejeras y consejeros del Gobierno de Navarra, otras autoridades y las y los integrantes del Consejo Navarro de la Cultura.

En su intervención, la Presidenta Barkos ha destacado la “gran humanidad” de Tomás Yerro y las múltiples vertientes en las que ha desarrollado su dedicación a la Cultura: su labor como creador, sobre todo en el ámbito de la poesía, también como estudioso e investigador, faceta a la que ha dedicado profesionalmente la mayor parte de su vida, y como divulgador incansable de la literatura en lengua castellana en general, y muy particularmente de la literatura navarra.

“Ha sido referente –ha continuado la Presidenta- no de la cultura de relumbrón, sino de la cultura de base, que es inseparable de la formación. Profesor de jóvenes y mayores, ha transmitido durante años y lo sigue haciendo, su entusiasmo por el conocimiento a través de las letras; por descubrir a los demás su poder transformador”.

Todo ello, según ha destacado Uxue Barkos, lo ha realizado Tomás Yerro desde “la responsabilidad social”, con el fin de hacer llegar la cultura a los sectores que tienen más difícil su acceso a ella. Este esfuerzo ha sido destacado y valorado tanto por los proponentes de su candidatura, la Asociación Navarra de Escritores y Escritoras-Nafar Idazleen Elkartea, como por las múltiples asociaciones, del ámbito cultural y social, que mostraron su apoyo al galardonado.

La Presidenta ha recordado finalmente las dos celebraciones que coinciden este año. Por un lado la trigésima edición del galardón y, por otro, el 800 aniversario de la fundación de Viana, motivo por el que este año el acto de entrega se ha celebrado en la localidad.

Tomás Yerro ha dado a su discurso de agradecimiento la forma de una carta dedicada a su padre, Francisco Yerro, del que ha dicho que "desde que era un crío he sido consciente de que has sido mi mejor maestro, aunque nunca te vi leer un libro". El galardonado ha hecho referencia a su infancia, recordando emocionado como tras regresar a su Lerín natal, después de finalizar el bachillerato en Tudela, su padre comprendió que no iba a dedicarse a la agricultura como él, por lo que le pidió que "no olvides nunca de donde han salido", palabras que ha asegurado que nunca ha olvidado.

Finalmente, ha mostrado su gratitud a quienes han hecho posible que recibiera el premio, galardón que ha dedicado a todos sus profesores, amigos, gentes de Lerín, a su cuadrilla La Revolución y a su familia. Asimismo, ha tenido un recuerdo para su "entrañable" amigo y escritor Pablo Antoñana, natural de Viana y también galardonado con el Premio Príncipe de Viana en el año 1996.

Yerro, que se ha definido como "un chico de pueblo algo ilustrado",  ha mostrado su convencimiento en que "la verdadera patria del hombre es su infancia", y ha revelado que el habla de los lerineses y los nombres de sus términos fueron un estímulo que despertó su interés por la palabra y la literatura, como también lo fueron las películas que vio en el cine parroquial, las funciones de teatro popular y las comedias representadas en la plaza del pueblo.

 Previamente, la presidenta de la Asociación Navarra de Escritores y Escritoras Nafar Idazleen Elkartea Fátima Frutos ha destacado en la laudatio los valores humanos e intelectuales de Tomas Yerro y su aportación a la Cultura en tres ejes, “el amor por el trabajo bien hecho, el respeto por nuestras raíces y la diversidad, y la apertura a corrientes culturales que van desde Iberoamérica hasta Centroeuropa”. De ese modo ha remarcado, “el respeto que siempre ha manifestado por nuestras raíces y diversidad, lo cual ha dado lugar a que aprendamos a valorar el legado de los precursores de las letras navarras”. Frutos ha relatado además la participación y colaboración de Tomas Yerro en innumerables actividades y su atención al enfoque multidisciplinar de “una cultura al servicio de las personas, que nos ayuda a conocernos más y en la que la empatía y la solidaridad llegan de la mano de la conciliación entre distintas ciencias sociales”. Fátima Frutos ha finalizado la laudatio recitando versos de la poetisa austríaca Ingeborg Bachmann dedicados a la libertad.

Desarrollo del acto

El acto se ha iniciado a las 11:30 horas, con el himno de Navarra, Marcha de entrada al Reyno, interpretado por el Orfeón Pamplonés y la Orquesta Sinfónica de Navarra, dirigidos por Igor Ijurra, quienes han protagonizado la parte musical de la entrega. Tras esta actuación la presidenta de Escritores y Escritoras Nafar Idazleen Elkartea, Fátima Frutos ha expuesto su laudatio. A continuación, la Presidenta Barkos ha entregado el galardón al escritor y profesor Tomas Yerro Villanueva, quien ha respondido con palabras de agradecimiento. Ha cerrado el acto, la intervención de la Presidenta de Navarra.

Durante la ceremonia, se han interpretado tres piezas musicales: ‘Arri arri mandoko’, de Lonrezo Ondarra (1931-2012); ‘Pelegría’, de Aurelio Saraseta (1935) y ‘Navarra mía’ de Raimundo Lanas (1908-1939).

Al su término la Comparsa de Gigantes y Cabezudos de Viana y la Asociación de Gaiteros de Viana-Vianako Gaiteroak han ofrecido una actuación en la plaza de San Pedro con la interpretación de ‘Jota de Viana’, ‘Baile de la Magdalena’ y ‘Pasacalles’.

Tomás Yerro Villanueva (Lerín, 1950) es licenciado en Filología Románica por la Universidad de Navarra, ha sido catedrático de Bachillerato de Lengua y Literatura Españolas y profesor de la Universidad de Navarra, de la Universidad Pública de Navarra, de la Universidad Nacional de Educación a Distancia y de la Universidad para Mayores Francisco Induráin.

Columnista habitual en la prensa navarra, ha publicado en diversas revistas científicas como ‘Cuadernos de Pedagogía’, ‘Revista de Filología y su Didáctica’ o ‘Cuadernos de Etnología y Etnografía de Navarra’. Dirigió la revista de poesía ‘Río Arga’, en la cual ha publicado con frecuencia, y fue el fundador y primer director de ‘Ítaca’, revista de educación editada por el Ministerio de Educación y Cultura, así como miembro del comité editorial de ‘Cuadernos Gerontológicos’, editados por la Sociedad Navarra de Geriatría y Gerontología. Tomás Yerro participó también en la creación del Ateneo Navarro/Nafar Ateneoa y es miembro del patronato de la Fundación Amado Alonso. Fue director del Servicio de Acción Cultural del Gobierno de Navarra entre 1991 y 1995 y director general de Cultura entre 1995 y 1999.

Entre otras obras, es autor de ‘Aspectos técnicos y estructurales de la novela española actual’ (1977), ‘Río Arga’, revista poética navarra: estudio y antología (con Charo Fuentes, 1988); ‘Escritores Navarros Actuales’: antología (coord. 1990); ‘Narrativa Española Actual 1993-1997’ (1998); ‘Por la senda del Quijote’ (coord. 2005) y ‘Amado Alonso: el español de las dos orillas’ (coord. 2014). Ha participado en multitud de obras colectivas, y ha escrito el prólogo o estudio introductorio de numerosas publicaciones de otros autores.

El premio Príncipe de Viana

El Premio Príncipe de Viana de la Cultura fue creado por el Gobierno de Navarra en 1990 con el fin de reconocer la tarea llevada a cabo por personas, grupos o instituciones en cualquiera de los ámbitos en la cultura, bien sea mediante el ejercicio de la creación, el estudio o la investigación, o mediante su promoción y fomento. Asimismo, el Premio se orienta de modo especial a recompensar trabajos continuados y trayectorias relevantes en cualquiera de los campos de actividad cultural.

El Premio, concedido anualmente a propuesta del Consejo Navarro de la Cultura y de las Artes, ha sido entregado en anteriores ediciones a: José Goñi Gaztambide (historiador), Eugenio Asensio Barbarin (hispanista), Orfeón Pamplonés, Rafael Moneo Vallés (arquitecto), Francisco Ynduráin Hernández (filólogo), Julio Caro Baroja (antropólogo), Pablo Antoñana Chasco (escritor), Pedro Miguel Echenique Landiríbar (físico), Montxo Armendáriz Barrios (director cinematográfico), Álvaro d’Ors Pérez Peix (catedrático de Derecho Romano), Concepción María García Gaínza (catedrática de Historia del Arte), Miguel Sánchez-Ostiz Gutiérrez (escritor), María Bayo Jiménez (soprano), Juan José Aquerreta Maestu (pintor), Fernando Redón Huici (arquitecto), Javier Manterola Armisén (ingeniero), Javier Tejada Palacios (científico), Pedro Iturralde Ochoa (músico), Alfredo Landa Areta (actor), Agustín González Acilu (compositor), Jürgen Untermann (lingüísta), Faustino Menéndez Pidal de Navascués (historiador), Antonio López García (pintor y escultor), Daniel Innerarity Grau (filósofo), Tarsicio de Azcona (historiador), Ramón Andrés González-Cobo (musicólogo), Ignacio Aranguren Gallués (profesor y director teatral), José Lainez y Concha Martínez (bailarines y coreógrafos) y a la Coral de Cámara de Pamplona.

Tomás Yerro recibe el premio Príncipe de Viana 2019 por una vida de compromiso con la cultura en su trabajo como docente, investigador y divulgador
El galardonado con las autoridades

Volver al listado