es | eu

Dirección General de Cultura - Institución Príncipe de Viana
Gobierno de Navarra

El Archivo de Navarra dedica su microexposición de marzo a Rodrigo Jiménez de Rada

26/03/2020

Cuando se cumple el 850º aniversario del nacimiento de Rodrigo Jiménez de Rada (c. 1170-1247), arzobispo de Toledo, el Archivo Real y General de Navarra ha organizado su microexposición del mes de marzo para recordar su figura a través de la muestra de varios documentos relativos a su vida. 

Ante el cierre temporal del Archivo debido a las medidas decretadas por el estado de alarma, la microexposición “Rodrigo Jiménez de Rada (c. 1170-1247)” es consultable a través de la web mediante la descarga de las imágenes.

Rodrigo Jiménez de Rada

El navarro Rodrigo Jiménez de Rada (o Ximénez de Rada, en grafía arcaica) ocupa un lugar destacado entre las personalidades navarras que vivieron durante la Edad Media. Hombre tanto de armas como de cultura y dotado de gran inteligencia, llegó a ser nombrado arzobispo de Toledo y a convertirse en un personaje clave en el panorama político y eclesiástico de su tiempo, además de desarrollar una actividad como cronista e historiador que han dotado a su figura de una notoriedad especial.

No se sabe con seguridad cuándo nació Jiménez de Rada, aunque se estima como probable que lo hiciera hacia el año 1170. Tampoco se tiene total certeza de su lugar de nacimiento. Tradicionalmente se ha considerado que fue Puente la Reina, pero también se ha apuntado como posibilidad que naciera en Rada. De lo que sí que se tiene mejor conocimiento es de que descendía por vía materna de un importante linaje castellano radicado en tierras de Soria, en tanto que sus antepasados por vía paterna habían desempeñado importantes cargos y servicios para la realeza navarra desde el reinado de Alfonso I el Batallador. En este sentido, puede contemplarse en la micromuestra un documento por el que Rodrigo Jiménez dona al Monasterio de Fitero una finca que había pertenecido a su abuelo Pedro Tizón, así como otro en el que Rodrigo Jiménez reconocía haber recibido del rey Teobaldo I la villa y el castillo de Cadreita, localidad cuyo señorío ya habían ostentado tanto su padre como su abuelo.

Jiménez de Rada recibió una privilegiada formación académica en las universidades de Bolonia y París que le permitió emprender una prolífica carrera política y eclesiástica que le llevaría a ser nombrado en 1209 arzobispo de Toledo. Desde este cargo, Jiménez de Rada llevó a cabo una relevante labor política y diplomática a fin de conseguir la suma de esfuerzos de los reinos cristianos para hacer frente al Imperio Almohade. Su labor cristalizaría en la suma de las fuerzas de Alfonso VIII de Castilla, Pedro II de Aragón y Sancho VII el Fuerte, que derrotaría al ejército almohade en la Batalla de las Navas de Tolosa (1212) en la que el propio Rodrigo Jiménez de Rada estuvo presente. El arzobispo fallecería finalmente en 1247 en el río Ródano cuando regresaba de Lyon recibiendo sepultura en el monasterio soriano de Santa María de Huerta. La microexposición exhibe precisamente un documento fechado en el año siguiente en el que Juan de Vidaurre, señor de la localidad riojana de Cornago, dona la iglesia de la localidad al Monasterio de Fitero a fin de procurar la salvación de su alma, la de sus padres y también la de Rodrigo Xemenez, arcebispo de Toledo.

El Fragmento “De Rebus Hispaniae”

En su faceta de hombre de cultura, Rodrigo Jiménez de Rada alcanzó gran prestigio con su labor como cronista e historiador que tiene como principal hito el haber sido autor de la crónica histórica “De Rebus Hispaniae”. La obra, escrita en latín y después conocida y traducida como “Historia de los Hechos de España”o “Crónica Gótica”, comprende la historia de los reinos hispánicos desde la época romana hasta 1243. Durante las tareas de organización documental que se desarrollan a diario en el Archivo Real y General de Navarra se ha localizado un pergamino del siglo XIII que formó parte de esta importante crónica histórica. Se trata del único testimonio del siglo XIII de la misma que se conoce hoy en día en Navarra. 

Los ejemplares más antiguos que se han conservado de esta obra son del siglo XIII. Se trata de cinco códices, cuatro de ellos se conservan en la Biblioteca Nacional y el quinto en la Real Biblioteca del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. A estos cabría añadir el ahora localizado, del que lamentablemente sólo se ha conservado el mencionado fragmento. Se trata de un bifolio en pergamino que contiene cuatro páginas de la crónica, escrito en letra gótica libraria a una sola columna, con iniciales decoradas y los títulos de los capítulos rubricados. Se desconoce el origen de este fragmento, que pudo haber sido reutilizado en época moderna como cubierta de un documento posterior. El texto conservado en Navarra recoge, por un lado, el relato legendario de cómo el conde don Julián facilitó a las fuerzas musulmanas la invasión de la Península Ibérica y, por otro, la también legendaria narración de los inicios de la Reconquista con la rebelión de don Pelayo en Covadonga. Debido a la importancia del hallazgo la microexposición se cierra con la exhibición de dicho pliego.

MATERIALES

Texto del Folleto 

Retrato de Rodrigo Ximénez de Rada, arzobispo de Toledo. 

Carta partida por ABC en la que Rodrigo Jiménez de Rada dona al abad del Monasterio de Fitero una heredad que había pertenecido a su abuelo Pedro Tizón en Tudején.

Reconocimiento de Rodrigo Jiménez de Rada de haber recibido del rey Teobaldo I la villa y el castillo de Cadreita. 

Bula del papa Honorio III solicitando a Rodrigo Jiménez de Rada que proteja los intereses del rey Sancho VII el Fuerte mientras esté luchando contra los musulmanes.

Donación de Juan de Vidaurre al abad del Monasterio de Fitero de la iglesia de Cornago para la salvación de su alma, de sus padres y de Rodrigo Jiménez de Rada.

Fragmento de “De Rebus Hispaniae” de Rodrigo Jiménez de Rada.

El Archivo de Navarra dedica su microexposición de marzo a Rodrigo Jiménez de Rada
Rodrigo Jiménez de Rada

Volver al listado