es | eu

Dirección General de Cultura - Institución Príncipe de Viana
Gobierno de Navarra

Información

La DEDUCCIÓN POR INVERSIONES EN PRODUCCIONES CINEMATOGRÁFICAS Y OBRAS AUDIOVISUALES está regulada en Navarra por la Ley Foral del Impuesto de Sociedades 26/2016, de 28 de diciembre, que recoge en su artículo 65 el derecho del productor y del financiador de cine a una deducción del 35% en su cuota líquida por las inversiones en producciones españolas de largometrajes cinematográficos y de series audiovisuales de ficción, animación o documental que permitan la confección de un soporte físico previo a su producción industrial seriada.

Este incentivo obliga a direccionar parte del gasto en territorio navarro (40%), con la idea de permitir el desarrollo y el fomento del empleo en varios sectores económicos, pero muy fundamentalmente en el de los profesionales de la industria audiovisual.

Asimismo, recoge la figura del financiador de producciones cinematográficas (factor diferencial al resto del Estado). Además, la ejecución puede referirse a una producción tanto nacional como internacional.

En el artículo 65.1, la norma señala que “las inversiones en producciones españolas de largometrajes cinematográficos y de series audiovisuales de ficción, animación o documental que permitan la confección de un soporte físico previo a su producción industrial seriada darán derecho a la productora a practicar una deducción de la cuota líquida del 35 por 100. La base de la deducción estará constituida por el coste total de la producción, así como por los gastos para la obtención de copias y los gastos de publicidad y promoción a cargo del productor hasta el límite para ambos del 50 por 100 del coste de producción. 1

Al menos el 40 por 100 de la base de la deducción deberá corresponderse con gastos realizados en territorio navarro. 2

El importe de esta deducción no podrá ser superior a tres millones de euros.3

En el artículo 65.3, se indica que “el importe de las deducciones reguladas en el artículo 65 conjuntamente con el resto de ayudas percibidas por el contribuyente por cada largometraje cinematográfico u obra audiovisual no podrá superar el 50% de su coste de producción, excepto que se trate de una producción transfronteriza financiada por más de un Estado miembro de la Unión Europea y en la que participen productores de más de un Estado miembro de la Unión Europea, en cuyo caso no podrá superar el 60% del coste de producción. Lo anterior no será de aplicación a las obras audiovisuales difíciles ni a las coproducciones en las que participen países de la lista del Comité de Ayuda al Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

En el artículo 65.bis, señala que los contribuyentes de este Impuesto o del Impuesto sobre la Renta de no Residentes que operen con mediación de establecimiento permanente, que participen en la financiación de producciones españolas de largometrajes cinematográficos y de series audiovisuales de ficción, animación o documental que permitan la confección de un soporte físico previo a su producción industrial seriada realizadas por otros contribuyentes que cumplan los requisitos para generar el derecho a la deducción establecida en el artículo 65.1, tendrán derecho a practicar una deducción de la cuota líquida en las condiciones y con los requisitos establecidos en este artículo. Dicha deducción será incompatible, total o parcialmente, con las deducciones a las que tendrían derecho esos otros contribuyentes por aplicación de lo dispuesto en el mencionado artículo 65.1.

Se entenderá que un contribuyente participa en la financiación de una producción cinematográfica o serie audiovisual realizada por otro contribuyente cuando aporte cantidades, en concepto de préstamo, para sufragar la totalidad o parte de los costes de la producción.

Para la aplicación de lo dispuesto en el presente artículo será necesario que tanto la productora que realice la producción cinematográfica o serie audiovisual como los que participen en su financiación, suscriban un contrato de financiación.


1 Ley Foral 30/2018, de 27 de diciembre, BON nº 250, de 31.12.18, artículo tercero, apartado siete, con efectos para los periodos impositivos que se inicien a partir del 1 de enero de 2019.

2 Ley Foral 30/2018, de 27 de diciembre, BON nº 250, de 31.12.18, artículo tercero, apartado siete, con efectos para los periodos impositivos que se inicien a partir del 1 de enero de 2019.

3 Ley Foral 30/2018, de 27 de diciembre, BON nº 250, de 31.12.18, artículo tercero, apartado siete, con efectos para los periodos impositivos que se inicien a partir del 1 de enero de 2019.

+ info

Buscador