Dirección General de Cultura - Institución Príncipe de Viana
Gobierno de Navarra

Historia

Premio Príncipe de Viana 

El Premio Príncipe de Viana fue instaurado en 1990 para conmemorar el 50º aniversario del nacimiento de la Institución Príncipe de Viana; a iniciativa del Consejo Navarro de Cultura, “un premio anual específico para el dominio de la cultura, destinado a distinguir trayectorias personales o colectivas y que sea al mismo tiempo muestra de reconocimiento hacia los premiados y manifestación simbólica de la importancia que las instituciones conceden a la cultura en la construcción y el desarrollo de las sociedades”. La orientación de este premio iba dirigida “de manera especial, a recompensar trabajos continuados y trayectorias relevantes”.

Nace con la misma denominación, que toma su nombre del título instituido en 1423 por Carlos III el Noble a favor de su nieto y heredero de la corona Carlos de Trastámara y Evreux (1421-1461). La decisión de crear el Principado de Viana cabe enmarcarla en la práctica utilizada por los reinos europeos en la Baja Edad Media, según la cual, el heredero al trono tenía un título específico: el de Inglaterra se titulaba desde 1283 “Príncipe de Gales"; el de Francia, desde 1346, “Delfín de Vienne”; el de Aragón, desde 1350, "Príncipe de Gerona”; y el de Castilla, desde 1388, “Príncipe de Asturias”.

La institución Príncipe de Viana es un organismo creado por la Diputación Foral de Navarra en 1940 con el fin de fomentar la cultura, en especial la conservación del patrimonio, el cultivo de las “bellas artes” y la preservación del legado del pueblo de Navarra. El Premio se instituyó para reconocer a personas o entidades que hubieran destacado en el ámbito cultural.

Con la fundación de la Institución Príncipe de Viana como Consejo de Cultura de Navarra este organismo asumió la labor desde mediados del siglo XIX por la Comisión de Monumentos Históricos y Artísticos de Navarra.

El objetivo de la Institución era, en expresión de la época, la “honra de nuestro pasado glorioso, conservación de los monumentos que lo conmemoran, cultivo de nuestras Bellas Artes y convivencia con todo el tesoro espiritual y sentimental que pueblo como el nuestro ha de conservar y exaltar, si quiere enfrentar designios nobles de perpetuidad en sus singulares características”.

La Institución Príncipe de Viana se estructuró inicialmente en tres secciones. La primera comprendía las labores de “restauración, mantenimiento y custodia de todo Patrimonio Artístico del Reino”; la segunda, “investigaciones, estudio y fomento de su Historia, Derecho, Literatura, Costumbres, Artesanía”; y la tercera, “vulgarización de la Cultura por medio de Publicaciones, Bibliotecas, Archivos, Museos, Cursos, Conferencias y Turismo”.

Desde 1990, la entrega del galardón se ha realizado en el Monasterio San Salvador de Leyre, en la misma jornada que se celebraba el tradicional Homenaje a los Reyes de Navarra; y con participación de la Corona Española desde 1993. A partir de 2016, el acto de entrega cambia de emplazamiento, pasando a celebrarse en el Palacio Real de Olite, y se desvincula tanto del acto del Homenaje a los Reyes de Navarra que se celebra en Leyre, como de la Casa Real.

El premio Príncipe de Viana 2019 se entregó en Viana con motivo del VIII Centenario de la fundación de la ciudad.

El premio 2020, condicionada por la situación generada por la pandemia del COVID-19, se celebró en la iglesia, ya desacralizada, del convento de los Franciscanos de Olite.

Premio Promoción del Talento Artístico

El Premio Promoción del Talento Artístico nace en 2020 con vocación de “apoyar e impulsar la iniciativa de jóvenes emprendedores en el ámbito artístico y cultural de navarra, servir de referente para la juventud y visibilizar el talento emergente en Navarra”. También se valora el impacto social y cultural en Navarra de los trabajos o actividades en los que el premiado ha participado.

El Premio reconocerá la labor artística de personas jóvenes,de entre 18 y 30 años de edad con residencia legal en Navarra, con objeto de dar visibilidad a su labor y colaborar en la profesionalización del talento emergente en Navarra.