es | eu | en

Dirección General de Cultura - Institución Príncipe de Viana
Gobierno de Navarra

Exaltados, tibios y retrógrados

Las elecciones de diputados a Cortes en la Navarra isabelina

Serie:  Historia, nº. 138

Autor:

Jesús A. Balduz Calleja


Reseña:

Las medidas electorales incluidas en el Estatuto Real de 1834 abren el camino para transformar el todavía Reino de Navarra en una provincia más dentro del nuevo orden. Así da comienzo un proceso, consumado en 1841, que se desarrollará inicialmente en un escenario bélico donde los carlistas no podrán impedir el triunfo de la revolución liberal. A partir de entonces, la burguesía va a controlar las instituciones navarras y también las urnas. Esta nueva élite, en la que se integra buena parte de la antigua aristocracia, monopolizará el acceso a las Cortes a lo largo del periodo isabelino. Es la época de un sistema de sufragio censitario hecho a medida de las autoridades liberales, moderadas o progresistas, una práctica electoral caracterizada por la abusiva intervención de los gobernantes y teñida de usos fraudulentos. No obstante, los defensores del trono y el altar también sabrán aprovechar puntualmente sus escasas posibilidades de hacerse oír en las urnas.

Exaltados, tibios y retrógrados