es | eu

Dirección General de Cultura - Institución Príncipe de Viana
Gobierno de Navarra

175º aniversario de los nacimientos de Sarasate y Gayarre

Pamplona

01/03/2019 - 31/03/2019

Este año 2019 se cumplen 175 años del nacimiento de los dos músicos navarros más universales, Pablo Sarasate y Julián Gayarre. Por ese motivo, el Archivo Real y General de Navarra dedica su microexposición de marzo a recordar dicha efeméride con la exhibición de algunos de los documentos que custodia sobre estas personalidades.

La microexposición “175º aniversario de los nacimientos de Sarasate y Gayarre” es una pequeña muestra de acceso libre y gratuito, en la que se podrán contemplar dos partituras del primero y fotografías del monumento a Julián Gayarre.

La muestra permanecerá abierta durante el mes de marzo en la galería baja del Archivo de Navarra todos los días, de 10:00 h. a 14:00 h. y de 17:00 h. a 20:00 h.

Dos figuras irrepetibles

La casualidad quiso que dos de los mayores talentos artísticos nacidos en Navarra vinieran al mundo en el mismo año. El 10 de marzo de 1844 nació en Pamplona el violinista y compositor Pablo Sarasate y apenas dos meses antes, el 8 de enero, había nacido en la localidad de Roncal el tenor Julián Gayarre. El renombre alcanzado por las figuras de Sarasate y Gayarre traspasó ampliamente las fronteras de Navarra logrando un destacado prestigio nacional e internacional.

Las vidas de Sarasate y Gayarre, además de la del año nacimiento, también compartieron otras similitudes. Una de ellas es la de que ambos fueron becados por la Diputación Foral y Provincial de Navarra para que ampliasen sus estudios en el extranjero, en Milán en el caso de Gayarre y en París en el de Sarasate. Así, se exhibe en primer lugar una carta remitida a Yanguas y Miranda, secretario de la Diputación, por el encargado de acompañar y tramitar los gastos de los jóvenes becados en París en la que se alude como uno de ellos al “joven Martín Sarasate”, puesto que el nombre completo y verdadero del violinista era Martín Melitón Pablo de Sarasate y Navascués. Precisamente, Sarasate dedicaría años después a la Diputación la obra titulada Navarra que se convertiría en una de las más conocidas y populares y cuya partitura también se expone al público en esta micromuestra.

Pablo Sarasate

Además de la mencionada partitura Navarra, el Archivo Real y General de Navarra exhibe en la microexposición la partitura de otra obra titulada Los Pájaros de Chile, que compuso a raíz de un viaje al país iberoamericano y que, después de ser estrenada en la ciudad chilena de Valparaíso en 1871, permaneció desaparecida durante más de un siglo. Hace apenas una década, en el año 2009, la partitura fue redescubierta en México y adquirida por el Gobierno de Navarra, que publicó para la ocasión un facsímil de la partitura en edición crítica de Ramón Sobrino y Ara Malikian, y que incluye la interpretación de la obra en CD. Durante estos últimos años, esta partitura ha formado parte de la exposición permanente del Palacio del Condestable dedicada al violinista, pero desde el año pasado 2018 ha vuelto a custodiarse en el Archivo Real y General de Navarra.

La micromuestra también incluye otros documentos que reflejan la fortaleza de los vínculos de Pablo Sarasate con Pamplona, ciudad a la que viajaba constantemente, incluso una vez consagrado como compositor y violinista de prestigio, y en la que promovió y apoyó distintas iniciativas a favor del arte musical. Un ejemplo es el vistoso diploma entregado al ganador del Concurso Internacional de Orfeones y de Bandas que se celebró en Pamplona en los Sanfermines de 1894 y cuyo jurado fue presidido por Pablo Sarasate, tal y como figura en la firma manuscrita. Las delicadas ilustraciones del diploma incluyen retratos de varias figuras navarras vinculadas a la música, como el propio Sarasate y Gayarre, quien había fallecido apenas 4 años antes.

Julián Gayarre

En efecto, la carrera musical de Julián Gayarre se había truncado repentinamente, pese a lo cual, su fama se extendió más allá de su vida. Su temprana y trágica muerte, acaecida en 1890, pocos días después de sufrir un desvanecimiento cuando interpretaba en Madrid la ópera Los Pescadores de Perlas, fue seguida por distintas muestras de homenaje tanto en su localidad natal como en otras ciudades. Como es sabido, en 1901 se instaló en el cementerio de Roncal el excepcional conjunto escultórico del prestigioso artista valenciano Mariano Benlliure. En el caso de Pamplona, desde 1903 el hasta entonces Teatro Principal pasó a llamarse Teatro Gayarre. Pero no fue hasta finales de la década de 1940 cuando la Diputación Foral y Provincial de Navarra promovió la construcción de un monumento a Gayarre en Pamplona a cuya financiación contribuyó de forma destacada la Junta General del Valle de Roncal. De este modo, el nuevo proyecto escultórico vino a saldar una deuda de la ciudad con el tenor. El proyecto, coronado por la estatua de Gayarre, se encargó a Víctor Eusa, en tanto que la parte escultórica corrió a cargo de Fructuoso Orduna. Aunque inicialmente se había previsto su instalación en la Plaza Merindades, fue en el Parque de la Taconera donde finalmente fue inaugurado en 1950. Varias fotografías y postales de la construcción e inauguración del mismo se han reunido para esta microexposición.

El mismo año de 1950 la Diputación adquirió la laringe embalsamada de Gayarre que había sido extraída del cadáver del tenor por el personal médico que le atendió. Durante décadas, dicho órgano estuvo custodiado por el Archivo Real y General de Navarra en su antigua sede, expuesto en una de las vitrinas de la cámara acorazada. En el año 2009 se cedió a la Fundación Julián Gayarre para ser exhibida en la Casa Museo Julián Gayarre de Roncal junto con el resto del legado del tenor roncalés. Una fotografía de la famosa laringe embalsamada de Gayarre se ha incluido en este micromuestra, junto con otras fotografías con las que el Archivo Real y General de Navarra ha querido conmemorar la singular coincidencia del nacimiento de los dos ilustres músicos navarros, hace ahora 175 años.

Buscador